Soñadores que me siguen

jueves, 14 de abril de 2011

El mar

Hoy por motivos de trabajo he tenido que ir a Blanes, Girona.

El tren ha salido con un cuarto de hora de adelanto, según la hora fijada por la vendedora de billetes. Al subir al tren he buscado un asiento en ventana lado mar, pero no lo he encontrado, así que me he sentado al lado de una señora, que para suerte mía, se ha bajado en Sant Adrià del Besós. Ya tenia ventanilla...

El cielo estaba gris, pero esto hacia que el mar se debatiera entre el gris perla y el verde. A la vez este, estaba super calmado y eso, añadido a la música suave que salia de mi mp4 ha hecho que me fuera relajando y que cada vez más disfrutara y disfrutara del entono que se iba abriendo a través de la ventanilla del tren. Que agradable es viajar en tren...


Muchas veces he hablado con la gente con la que comparto mis salidas a la montaña que nos gustaría acabar allí, viviendo en un pueblecito en medio del monte, ya sea alta o baja montaña, pero salir de la estresante ciudad en la que vivimos. Pero cuando veo el mar, aunque no lo piso muy a menudo, se que no podría vivir sin el.


Hace unos años me fui de vacaciones a Zaragona, a casa de unos familiares y a la semana me descubrir mirando a lo lejos buscando algo. No sabia lo que era, pero miraba a lo lejos sin saber porque. Cuando llegue a casa, deje las maletas y me dirigí a la ventana. Entonces lo vi, el mar. Cuanto lo había hechado de menos sin yo saberlo.

Ya en Blanes, mientras esperaba a la hora de la reunión me he acercado al paseo y me han dado unas ganas locas de pisar la arena y mojarme los pies, pero también he pensado que seria un engorro pues aún llevo medias. Pero bueno, dentro de cuatro días, bajo seguro, no puedo atrasar más mi visita a el.

Luego, de vuelta a casa el sol había ganado la batalla a las nubes y esto ha hecho que el mar fuera verde y la arena un poco más dorada (aun tiene el color pálido del invierno). Se empezaba a picar, soplava en viento y las olas rompían con su espuma blanca.

Que suerte he tenido hoy de disfrutar de todo esto. Que suerte he tenido con el trabajo que tengo, que me manda de excursión...


Ah, y si ampliáis la foto, vereís que el peñón tiene dos banderas, una senyera y otra republicana, que hoy es 14 de abril...


(fotos tomadas con el teléfono mobil, con el cristal del tren sucio...)

1 comentario:

  1. Bonitas fotos, ya tengo ganas de "pisar" la playa y el mar...

    ResponderEliminar